JavaScript is required to use Bungie.net

Análisis de la estasis: Titanes gigantes



Os damos la bienvenida a otra edición de nuestra serie de artículos de análisis en los que examinamos la estasis desde la perspectiva de cada una de las tres clases de guardianes de Destiny 2. En nuestro último artículo, hablamos sobre los hechiceros dominasombras. En esta ocasión, vamos a conocer a los titanes gigantes. 

--

Titanes. Destrucción. Dos conceptos que van de la mano. En Destiny 2, hay pocas situaciones de combate que no se puedan resolver (o, al menos, mejorar) con el puñetazo rápido de un titán en la cara. Con el lanzamiento de Más allá de la Luz en noviembre, los guardianes cuya clase favorita sea la de los titanes descubrirán un nuevo subconjunto de poderes de estasis que les permitirá apropiarse del poder de la Oscuridad. Y sí, los puñetazos también formarán parte de ellos. Pero eso no es todo.

Como ya habíamos comentado anteriormente en esta serie, cada subclase de estasis representará una faceta de la misma. La especialidad de los hechiceros dominasombras es congelar enemigos y, como seguiréis descubriendo la semana que viene, la de los cazadores fénix es ralentizar la acción. Los titanes gigantes usan la estasis tanto para crear como para destruir.



Con los gigantes, queríamos hacer énfasis en la posibilidad de usar la estasis para crear cristales que pueden alterar el rumbo de la batalla cambiando la tierra sobre la que pisan. Controla el terreno, controla la lucha. En consecuencia, los gigantes pueden usar sus habilidades de estasis en defensa, formando muros cristalinos para bloquear enemigos y disparos, o en ataque, congelando a los enemigos gracias a los cristales.

Los titanes gigantes pueden desatar un poderoso ataque cuerpo a cuerpo conocido como Ataque de Convulsión. Con él, los titanes lanzan una embestida impulsados por una explosión de estasis que se produce a sus pies y los propulsa hacia un enemigo. Mientras están en el aire, invocan un guantelete de estasis que cubre su puño y con el que golpean a sus adversarios, obligándolos a retroceder a toda velocidad y ralentizando a los enemigos cercanos.



Terremoto glacial, la súper de los gigantes, empieza con la formación de un poderoso guantelete en su puño. Luego, pueden golpear el suelo con el guantelete, enviando ondas de choque que forman cristales de estasis que, a su vez, congelan a los enemigos cercanos. Cubiertos con una armadura de cristales de estasis, los titanes se convierten temporalmente en imparables máquinas de demolición que pueden saltar más alto, más rápido y más lejos, al mismo tiempo que hacen volar por los aires a los enemigos con ataques cuerpo a cuerpo que infligen mucho más daño.



Si los enemigos congelados son los bolos, durante su súper Terremoto glacial, los titanes gigantes son la bola que fragmenta a los enemigos mientras se mueven entre ellos a toda velocidad. Correr de un lado a otro entre un montón de tipos malos y fragmentarlos como si fuera una jugada de bolos perfecta es una buena estrategia, pero también puede ejecutarse con cierta sutileza, por decirlo de alguna manera. Por ejemplo, se puede anular un deslizamiento y convertirlo en un salto enorme cargado de estasis. Luego, se puede cancelar ese salto en el momento adecuado para que el gigante se lance hacia el suelo y lo golpee con una fuerza devastadora. Así que soltad el puño si es necesario, pero no olvidéis que la estasis tiene mucho más que ofreceros, titanes. 







La semana que viene, profundizaremos más en la estasis con nuestro análisis de la tercera y última subclase: los cazadores fénix. ¿Qué se puede hacer para que la clase más rápida sea aún más mortífera? Pues ¡ralentizarlo todo a su alrededor! 

Volved el 8 de septiembre para poneros al día y echadle un vistazo a la página de la estasis mientras tanto.
No se te permite acceder a este contenido.
preload icon
preload icon
preload icon